Información Institucional

museoarchivo

 

Historia

 

  • 1904-1917

    La Biblioteca nace junto al Museo en 1904, cuando funcionaba en los sótanos de Viamonte 430. Juan B. Ambrosetti, el primer director del Museo comienza a conformarla con ejemplares de los Congresos de Americanistas y publicaciones del Museo de La Plata. Además, estimuló las donaciones e insertó al Museo en las redes internacionales de canje de publicaciones con instituciones de todo el mundo (entre ellas figuran la Universidad de Chicago, el Museo de Toronto).

  • 1917-1930

    Bajo la dirección de Debenedetti se organizó la Biblioteca del Museo. En 1917, al fallecer Ambrosetti, su viuda dona a la Biblioteca del Museo la colección personal de Ambrosetti integrada por 9.331 obras.

 

  • 1930 – 1938

    El tercer Director del Museo, Félix Outes, quien instala al Museo en su actual sede, lo reorganiza e instala la Biblioteca definitivamente. Por otro lado, promovió la incorporación del Instituto de Investigaciones Geográficas de la Facultad, que él dirigía desde 1917, como Sección del Museo, uniendo a la Biblioteca un importante fondo bibliográfico proveniente de dicho Instituto. Además en esa época existe un gran movimiento de canjes, compras y donaciones de publicaciones en la biblioteca.

 

  • 1940-1947

    A principios de la década del 40, la Biblioteca recibió como donación la colección personal de Félix Outes. Bajo la dirección de Francisco de Aparicio en abril de 1942 se hizo cargo de la dirección de la Biblioteca el Dr. Augusto Raúl Cortazar, quien la reorganizó por áreas temáticas y le dio el perfil de biblioteca universitaria, ya no solo orientada al apoyo de los investigadores del Museo, sino también a las cátedras de la Facultad y a los estudiantes. Bajo su dirección se organizó y adaptó la sala de lectura y se dieron los primeros pasos en la catalogación sistemática del material.

 

  • 1947-1973

    En 1947, junto con el traspaso de las colecciones arqueológicas y etnográficas del Museo Argentino de Ciencias Naturales «Bernardino Rivadavia» al Museo Etnográfico, la Biblioteca recibió 8.219 volúmenes, entre libros, publicaciones periódicas y folletos. Este fondo fue de gran importancia, ya que entre ellos se encuentran los ejemplares más antiguos y valiosos que hoy posee la Biblioteca.

    Al hacerse cargo de la dirección en 1947, Imbelloni fundó la revista Runa, órgano de difusión del Instituto de Antropología. Además, planteó la necesidad de suministrar una suma de dinero para completar el acervo de la biblioteca con las principales revistas de antropología europeas y norteamericanas.

    Durante la década del 50 se incorporó al acervo la biblioteca personal de Salvador Debenedetti. Sus 1.587 volúmenes entre libros y revistas, fueron incorporados como colección especial. La colección Próspero Alemandri especializada en Patagonia ingresó en 1957.

 

  • 1973-1975

    En el proyecto de gestión desarrollado por Miguel Angel Palermo, Jorge de Persia y Arturo Sala la Biblioteca tenía un lugar importante y se planteaba la división en las siguientes secciones: Referencia y Documentación, Procesos Técnicos, Circulación y Publicaciones y Canje.

 

  • 1975-1984

    Bajo la dirección de Jean Vellard se planteó como objetivo agrandar el espacio útil de la Biblioteca y asignar más personal para que los interesados puedan consultarla. 1984-1987 Durante la gestión del Museo de Pedro Krapovickas (1984) la apertura de la Biblioteca a un amplio número de visitantes fue una prioridad, dado que anteriormente su acceso era limitado.

 

  • 1987-actualidad

    La gestión del Dr. Perez Gollán en el Museo siguió con esta línea de apertura de la biblioteca a un público cada vez más amplio y diverso. Se incorporó material referido a museos y conservación, que repercutió también en el público asistente, como estudiantes de estas áreas que hasta el momento no formaban parte de los usuarios habituales. Además se incorporó bibliografía actualizada en arqueología, en culturas precolombinas fundamentalmente y en teorías arqueológicas contemporáneas.

    Desde 2008 se incluyó a la preservación como parte de las tareas que se realizan en la Biblioteca, las que incluyen la readecuación del sistema de almacenamiento y la limpieza sistemática del fondo bibliográfico. El inicio de estos cambios fue impulsado por la implementación del Proyecto subsidiado por la Fundación Andrew Mellon con contraparte de la Facultad y el desarrollo del Programa de Preservación. Además actualmente se cuenta con el Taller de Preservación.

    En relación con los procesos técnicos se destaca el inicio desde 2010 de la carga en el Catálogo Colectivo de las Bibliotecas de la Facultad, tanto de la colección especial de Viajeros como de su fondo general tanto monográfico como hemeroteca. Se exhibieron en las salas del Museo libros de las colecciones especiales. Además se han realizado actividades de difusión de su patrimonio por medio de charlas especiales en diversos contextos y el personal ha realizado presentaciones en distintos eventos.